El Sahara y el Atlas
VIAJE

  1. Fechas:
    17 Feb - 25 Feb 2018 (9 días)
  2. Plazas:
    12 verde-6.png Salida confirmada + info
  3. Precio:
    695.00 €
  4. Precio del vuelo:
    A partir de 150.00 €
  5. Alojamientos:
    Hotel *** Le Grand Imilchil en Marrakech
    Campamento con tiendas en el desierto
    Hotel La Rose du Sable en Ait Ben Haddou
    Albergues rurales en el Atlas
    Riad Dar Almane en Marrakech
  6. Transporte:
    Minibús privado y vehículos todo terreno
  7. Otros servicios:
    Transporte del equipaje en dromedarios y mulas
    Cocinero.
  8. Seguro opcional:
    71.50 € - Ver Condiciones
  9. Comidas:
    Pensión completa durante los trekkings (4 días)
    Media pensión (3 días) y AD dos días
  10. Guías previstos:
A+
Senderismo

El viaje en breve

Rutas Previstas

Trekking en el Atlas y en el Sahara Marroquí
Este viaje se compone de dos pequeñas travesías, apoyados por dromedarios y mulas, en dos terrenos completamente diferentes: las dunas del desierto del Sahara y las montañas del Atlas.
Con dromedarios por el Erg Echgaga.
El desierto del Sahara, intransitable en verano por sus altas temperaturas, tiene entre noviembre y marzo su época ideal de visita, cuando el viento es casi nulo, las temperaturas diurnas agradables y las noches frías, serenas y con cielos estrellados espectaculares.
Este trekking de tres días, sin apenas desniveles y en el que iremos acompañados de dromedarios para el equipaje, transita al principio por llanuras y lechos secos de ríos (oueds) bordeados de tarays,  hasta llegar a un inmenso campo de altas dunas, el Erg Chegaga, esto es, la imagen arquetípica del Sahara, el desierto tal y como siempre los hemos imaginado y el lugar donde recibiremos el nuevo año.
El Valle de Azzaden, en el corazón del Atlas.
Para llegar al desierto hay que atravesar las montañas del  Atlas, la mayor cordillera del norte de África, con picos que superan los 4.000 m.
Tras nuestra experiencia en el desierto, camino de Marrakech, nos detendremos en el macizo del Toubkal para realizar otra pequeña travesía de tres días, esta vez apoyados por mulas.
Se trata del precioso valle de Azzaden, un recóndito lugar, apartado de la ruta habitual para ascender al Toubkal, salpicado de aldeas construidas en adobe rodeadas de preciosos cultivos aterrazados. Una inmersión en el modo de vida tradicional de los bereberes del Atlas, que apenas ha cambiado durante siglos.

Mapa