Raquetas en Benasque
VIAJE

  1. Fechas:
    17 Mar - 20 Mar 2017 (4 días)
  2. Plazas:
    18 rojo.png Grupo completo + info
  3. Precio:
    295.00 €
  4. Alojamientos:
    Hotel ** Llibrada en el centro de Benasque
  5. Transporte:
    Autobús
  6. Otros servicios:
    Raquetas de nieve incluidas
  7. Seguro opcional:
    46.50 € - Ver Condiciones
  8. Comidas:
    Media pensión incluida salvo cena del viernes
  9. Hora de salida:
    16:00 hrs
  10. Lugar de salida:
    Madrid Nuevos Ministerios Ver mapa
  11. Guías previstos:
B
Raquetas
Senderismo
Raquetas de nieve al pie de las Maladetas
Benasque es quizás, junto con el de Ordesa, el más emblemático los valles pirenaicos, propiciando que el antiguo pueblo ganadero y agrícola de Benasque se haya convertido en una animada capital del turismo de montaña; un pequeño Chamonix a escala pirenaica.
El valle nace bajo los dominios del Macizo de las Maladetas presidido por el pico Aneto, la cima más alta de los Pirineos, al que desembocan valles laterales secundarios como Estós, Lliterola y Remuñe, todos ellos punto de partida de rutas clásicas y de ascensiones montañeras de mayor calado.
Sin embargo no es necesario plantearse metas altas para disfrutar de estos rincones, que en invierno ofrecen muchas posibilidades para recorrerlos, por ejemplo, con raquetas de nieve, que permiten progresar con una mayor flotabilidad sobre nieves vírgenes y caminar así más cómodamente sobre el manto nival que cubre estos valles.
Caminos entre el Aneto y el Posets.
Cada valle lateral tributario del de Benasque tiene senderos preciosos cubiertos de nieve en estas fechas, algunos con acogedores refugios donde tomarse algo caliente como el de Estós, acceso natural al Posets. Sin olvidar el Plan d'Están, punto de acceso a la zona más alta del valle. Aquí finaliza la proyectada carretera a Francia y se asienta un precioso hotel de montaña sobre lo que fue el Hospital de Benasque, antigua hospedería que auxiliaba a los caminantes. Estamos bajos los dominios del Aneto, con parajes como el Forau de Aiguallut donde desaparecen las aguas de su glaciar, el mayor de los Pirineos.
Estós y el Plan de Están.
Como es lógico, el Aneto acapara casi toda la atención de los montañeros, que dejan al resto de cimas y rincones en una soledad que es muy de agradecer. Caminaremos con nuestras raquetas por el Plan de Están y el Forau de Aigualluts y el Refugio de la Renclusa.
Y para el sábado dejamos el que es probablemente el más hermoso e interesante de los valles laterales, el Valle de Estós.

A destacar

Raquetas o senderismo:

El uso de las raquetas de nieve dependerá de las condiciones que haya. Si no hubiera suficiente nieve haremos rutas de senderismo, que podrían ser diferentes.

Mapa

Reservar ahora