Islandia

Esquiando en la Península del Troll

23 FEBRERO 2019
02 MARZO 2019
DURACIÓN:
8 DÍAS
1.240 €  + Reservar

Ocupación

75%
Últimas plazas

Puntos de incorporación

Aeropuerto de Madrid
Aeropuerto de Barcelona
Aeropuerto de Reykjavik
Grupo en Islandia en 2018
Mulakolla
Mulakolla
Mulakolla
Kaldbakur
Hjalteyri
Hedinsfjordur
Hedinsfjordur
Arnfinnsfjall
Arnfinnsfjall
Arnfinnsfjall
Aurora sobre el Hedinsfjordur

Islandia, Tierra de Hielo y Fuego

Islandia es una tierra joven en constante transformación donde las fuerzas opuestas de la naturaleza, constructivas y destructivas, fuego y hielo, se entrelazan para crear una explosión paisajística tan espectacular que convierte a Islandia en un destino indispensable para todos aquellos a los que nos fascina este planeta.
Paisajes salvajes, enormes glaciares, volcanes activos y una enorme variedad de fauna y flora adaptadas a las duras condiciones de las islas son algunas de las muestras que podremos observar en nuestro viaje por los rincones más bellos de Islandia.

Esquiando en la Península del Troll

Su génesis de origen volcánico y su posición al norte rozando el círculo polar ártico le dota de unas particularidades geológicas, geográficas y climatológicas que no se encuentran en ningún lugar del mundo.
Viajaremos al norte de la isla, a la península de Troll “Tröllaskagi” muy cerca de la pequeña ciudad de Akureyri,  para disfrutar de séis días completos de esquí de travesía en estas montañas y bajaremos hasta la orilla del mar para acabar la jornada disfrutando de relajantes baños en aguas termales originados por la gran actividad geotermal de la isla.
El nombre de Troll se debe a que existe una leyenda que dice que un campesino asesinó ahí al último Troll porque había robado y luego se había comido una vaca.  ¡Así que una pena que ya no podamos ver a un Troll por estas latitudes! 
Este territorio ofrece multitud de posibilidades para el esquí de montaña. Itinerarios y desniveles a la carta, desde descensos extremos hasta cimas con pendientes suaves y desniveles asumibles.


Programa

Traslado desde Reikjavic al norte de la Isla (5 / 6 horas). Consulta la posibilidad de vuelo interno entre Reykiavik y Akureyri y posterior traslado a nuestro alojamiento (40-50 minutos).


Tras el día de viaje nada mejor que realizar un recorrido cerca de nuestro alojamiento para empezar a tomar medidas al territorio que exploraremos en las próximas jornadas. Esta montaña se ha convertido en un clásico de la zona por la corta aproximación que tiene, por las vistas del fiordo de Eyjafjördur y por la variedad de líneas de descenso que presenta. Nosotros escogeremos la que mejor se adapte a nuestro nivel y la que presente mejor calidad de nieve.
Desnivel + 1000 m. Desnivel - 1000 m.


La caprichosa geografía del norte de Islandia nos permite realizar itinerarios únicos y este sin duda no dejará indiferente a nadie. Recorrido lineal. Partiendo de Kleifar, atravesaremos un hermoso valle en forma de “U” que abandonaremos por un collado abrupto que nos obligará a realizar unas cuantas “Vueltas María” . Magnífico descenso en soledad por un valle que nos conducirá a otro fiordo salvaje. Rodeados de mar y montañas alcanzaremos el final del mismo dando por finalizada la jornada. Destacar la sensación de soledad de este recorrido, la singularidad de las montañas y valles que divisaremos y la llegada al fiordo, hasta la orilla en contacto con el mar.
Desnivel + 700 m. Desnivel -700 m.
Posibilidad para los que quieran de ascender al collado de Hestskard antes de finalizar la jornada.


Esta montaña de grandes dimensiones basales es otro objetivo de los esquiadores de montaña. Insuperables vistas del fiordo de Eyjafjördur y al fondo la población de Akureyri.
Desnivel + 1180 m. Desnivel -1180 m.
De regreso pararemos en Akureyri para hacer algunas compras y cenar un típico plato de “fish and chips” en algún restaurante de la zona.


Entre la población de Siglufjördur y Ólafsjördur encontramos un conjunto de montañas que ofrecen múltiples opciones bien para realizar una ascensión y regresar a nuestro alojamiento o para los más ansiosos completar la jornada con otra ascensión hasta la cima o donde estimemos que es suficiente por ese día.
Subida directa, cómoda durante buena parte del recorrido aunque al final nos obligue a unas cuantas “ Vueltas María”. Una vez en la cima tendremos un problema, veremos tantas cimas, tantas líneas de descenso en nuestro valle como en otros vecinos que nos obligará a regresar en el futuro. Y para la bajada nos espera un descenso directo, mantenido con una pendiente bastante regular y moderada ideal para deleitarnos giro tras giro.
Desnivel + 1000 m. Desnivel -1000 m.
Para los que aún tengan energías posibilidad de alargar la jornada con otras opciones.


Cuando uno ve por primera vez esta montaña piensa que sus líneas de descenso son palabras mayores, que son aptas para esquiadores extremos pero no es así, una vez que nos acercamos podremos ver que presenta descensos óptimos para un esquiador nivel medio.
Su ascenso es directo y constante. Al alcanzar la arista que conduce a su cima las vistas son inmejorables. En la vertiente norte descubriremos un valle con su cabecera en forma de circo y en su vertiente sur podremos escoger entre varias líneas de descenso.
Desnivel + 900 m. Desnivel - 900 m.


A la población de Dalvik va a parar un valle largo que nace en el centro de la península de Troll y que ofrece multitud de itinerarios. Nosotros escogemos esta cumbre porque es buen mirador para ver el interior de la península y porque su descenso mantenido, de amplias pendientes y con vistas a esta población siempre nos deja un buen sabor de boca.
Desnivel + 1.200 m. Desnivel -1.200m.
Tras la ruta nos trasladaremos a un alojamiento cerca del aeropuerto de Keflavik
En caso de que la meteorología de esta última jornada sea mala se viajará por la mañana a Reikiavik llegando al medio día y pasando unas horas en la ciudad.