Islas Lofoten

17 MARZO 2019
24 MARZO 2019
DURACIÓN:
8 DÍAS
 + Reservar

Ocupación

0%
Abierta inscripción

Puntos de incorporación

Aeropuerto de Madrid
Aeropuerto de Barcelona
Aeropuerto de Harstad - Narvik
Amanecer invernal en las islas Lofoten Carlos Mediavilla
Pueblos pesqueros de Lofoten
Buscando la cima del Geitgaljern
Descenso del Torskmannen
Pueblos pesqueros de Lofoten
Secadero de bacalao en las Lofoten
Nieve junto al mar
Auroras boreales en las islas Lofoten
Descendiendo del Geitgaljartind con esquís de telemark

Esquí de Travesía en las Islas Lofoten

Ciento cincuenta kilómetros por encima del Círculo Polar Ártico, unas agrestes y oscuras montañas emergen frente a las costas de Noruega. Vistas desde el mar parecen una cordillera alpina en mitad del océano, con escarpadas cimas nevadas que caen bruscamente sobre las aguas, fiordos y valles cortados a pico; son las Islas Lofoten y forman uno de los paisajes más fascinantes de Escandinavia.

Tierra de vikingos, fiordos salvajes, auroras boreales y pescadores

Las Lofoten forman un archipiélago con dos mil islas e islotes, la mayoría deshabitados, que se estiran en paralelo a la costa continental noruega. Un vasto territorio en el que apenas viven unas veinticinco mil personas descendientes de las sagas vikingas, buena parte de ellas dedicadas a la pesca del bacalao, diseminadas en cabañas de madera de múltiples colores, solitarias o agrupadas en pequeñas aldeas.

La influencia de la corriente cálida del Golfo suaviza enormemente el clima en las islas, y al contrario de lo que ocurre en lugares situados en su misma latitud, como el sur de Groenlandia o el estrecho de Bering (Alaska), las aguas marinas no se congelan y permanecen abiertas incluso en invierno.

Las austeras casitas de los pescadores, el agradable carácter de la gente, las hileras de bacalao colgando para secarse y las barcas que navegan lentamente a través de los fiordos para entregar el correo en zonas casi deshabitadas son algunos de estos detalles que hacen de Lofoten un destino que no podrás olvidar. Si, por añadidura, la época invernal en la que viajamos nos permite contemplar auroras boreales, la experiencia será mágica.

Nos alojaremos en acogedoras cabañas en Svolvaer/Kabelvåg, en la isla de Austvågøya, donde tendremos todo tipo de comodidades y disfrutaremos de suculentas cenas de pescado fresco comprado directamente a los pescadores. No dispondremos de suficientes días para recorrer todas las líneas que ven nuestros ojos. Este viaje, además de dejarnos un buen sabor de boca, nos abrirá el horizonte para futuras aventuras con nuestros esquís de montaña en estas islas.


Programa

Vuelo a Harstad - Narvik y traslado en transporte privado a la isla de Vagan, más concretamente a Svolvaer-Kabelvag (2 h 30 m). Alojamiento.


Ascensión directa que presenta una arista final que nos obligará a alcanzar la cumbre sin esquís. Este tramo es técnicamente sencillo, pero le da un toque alpino al recorrido. La cumbre nos permitirá entender la singularidad del relieve de este laberíntico conjunto de montañas, islas y fiordos. Descenso directo hasta el fondo del valle.

Desnivel: + 800 m / -800


Montaña con varias vertientes visibles desde lugares bien dispares del entorno y que convergen en una cumbre dominante. Realizaremos un recorrido lineal empezando en su vertiente norte y finalizando bien en su vertiente sur, bien en la oeste en función de dónde encontremos la mejor nieve para su descenso. Ofrece magníficas vistas del Austnesfjord, fiordo de grandes dimensiones donde se concentra parte de la actividad pesquera durante los meses de la pesca del bacalao.

Desnivel: + 830 m / -830


Si hay una cumbre que no nos podemos perder, esta es Geitgaljern. Se encuentra situada en una de las zonas más abruptas de Lofoten, rodeada de fiordos como el célebre Trollfjorden y del macizo montañoso de Trolltindan. Reservaremos la mejor jornada del viaje hacer cima y podremos variar el día en función de las condiciones. Su ascenso es entretenido, variado, con algún tramo que nos obligará a descalzarnos los esquís. Los últimos metros, antes de alcanzar el alpino collado cimero, son soberbios. Podremos pisar la cima si las condiciones lo permiten, ya que en los últimos metros encontraremos algunos pasos mixtos (roca y nieve) que nos obligarán a prestar atención. De todos modos, desde el collado, a pocos metros de la cumbre, también se disfrutar del ambiente y no es obligado pisar la cima para emprender el descenso. Para bajar dispondremos de tres opciones diferentes, cuyas líneas son de las mejores de las islas Lofoten.

Desnivel: + 1.100 m / -1.100


Al igual que el Rundfjellet, Smatindan es una cima de grandes dimensiones, visible desde distintos lugares y que invita a su ascenso. Su aproximación es cómoda por un circuito local de esquí de fondo, aunque pronto abandonaremos el valle para remontar una elegante loma que nos permitirá ganar metros de forma rápida. Abandonaremos ésta para realizar un flanqueo y aproximarnos al punto más elevado.

Desnivel: + 830 m / -830


Una de las cosas que más nos gusta es explorar, descubrir nuevos itinerarios, y en este tipo de viajes nos entusiasma que nos acompañéis al menos un día en esta aventura. Por eso, realizaremos una ascensión a alguna cumbre de nuestra isla o de las islas vecinas. No hay nada más gratificante que ver más allá de lo que antes habíamos visto y ampliar horizontes.


Jornada abierta para hacer la cima de Pilan o realizar un recorrido triangular uniendo dos cimas y un descenso hacia un fiordo (sin llegar a nivel del mar). Recorrido variado, con muchas opciones tanto de ascenso como de descenso.

Desnivel: + 830 m / -830

Mayor desnivel en caso de realizar el recorrido triangular


Traslado al aeropuerto Harstad – Narvik y vuelo de regreso.