Raquetas en Benasque

Con raquetas de nieve por el Parque Nacional de Posets - Maladetas

15 MARZO 2019
17 MARZO 2019
DURACIÓN:
3 DÍAS
Raquetas de Nieve
Raquetas de Nieve

Ocupación

0%
Abierta inscripción

Puntos de incorporación

Nuevos Ministerios 16:00 h Ver mapa

Guías previstos

Erik Cuéllar
Raquetas de nieve
Refugio de la Renclusa
Forau de Aigualluts
Raquetas de nieve
El hotel hospital de Benasque
Benasque desde la carretera a Cerler

Al pie de las Maladetas

Benasque es quizás, junto con el de Ordesa, el más emblemático los valles pirenaicos. Esto ha propiciado que el antiguo pueblo ganadero y agrícola que da nombre al valle se haya convertido en una animada capital del turismo de montaña; un pequeño Chamonix a escala pirenaica. El valle nace a los pies del Aneto, la cumbre más alta de los Pirineos, al que desembocan otros valles laterales secundarios, todos ellos punto de partida de rutas clásicas y de ascensiones montañeras de gran solera. Benasque ha estado históricamente muy aislada tanto de Francia como del resto de España. De Francia lo sigue estando, pues la carretera de conexión nunca llegó a terminarse. Y hacia el sur, hasta 1916 no estuvo abierta la carretera del Congosto de Ventamillo, lo que hasta entonces obligaba a un mínimo de una jornada de caminata por senderos de montaña para comunicarse con el resto del país.

Caminos entre el Aneto y el Posets

La oferta de rutas donde elegir no puede ser más variada, puesto que cada valle lateral tributario del de Benasque tiene senderos preciosos, algunos con acogedores refugios donde tomarse algo caliente como el de Estós, acceso natural al Posets. Sin olvidar el Plan d'Están, punto de acceso a la zona más alta del valle. Aquí finaliza la inacabada carretera a Francia y se asienta un precioso hotel de montaña sobre lo que fue el Hospital de Benasque, antigua hospedería que auxiliaba a los caminantes. Estamos bajos los dominios del Aneto, con parajes como el Forau de Aiguallut, donde desaparecen las aguas de su glaciar, el mayor de los que aún perviven en la cordillera.

Estós y el Plan de Están

Como es lógico, el Aneto acapara casi toda la atención de los montañeros, que dejan el resto de cimas y rincones en una soledad que es muy de agradecer. El domingo caminaremos con nuestras raquetas por el Plan de Están y el Forau d'Aigualluts y el Refugio de la Renclusa. El sábado recorreremos el que es probablemente el más hermoso e interesante de los valles laterales, el valle de Estós.


Programa

Viaje a Benasque (525 km), donde llegaremos para dormir. Durante el camino haremos una parada para la cena (no incluida).

Alojamiento

AD Hotel ** Aragüells en Benasque
AD Hotel El Pilar en Benasque

La primera jornada nos llevará a uno de los valles laterales de Benasque, el valle de Estós, sin lugar a dudas uno de los más bellos y puerta de entrada hacia el macizo del Posets, segunda máxima altura de los Pirineos. Este valle cubierto de nieve constituye uno de los mejores lugares de la zona para progresar con nuestras raquetas.

Rutas

Senderismo El valle de Estós 16 km 630 m 630 m

Visitas y otras actividades

Benasque

Alojamiento

AD Hotel ** Aragüells en Benasque
AD Hotel El Pilar en Benasque

En este bellísimo recorrido podremos disfrutar de una de las imprescindibles rutas del valle de Benasque, la que nos llevará por su cabecera hasta los pies del Pico Aneto y su glaciar, pasando por alguno de los rincones más famosos del Pirineo, como el Forau d'Aigualluts. Tras la ruta, almorzaremos en el Hospital de Benasque y hacia las 15:30 iniciaremos el viaje de regreso.

Rutas

Senderismo El Plan d'Aigualluts y la Renclusa 17 km 600 m 600 m

Visitas y otras actividades

Refugio de La Renclusa: 100 años de montañas