La Selva de Irati

El Bosque Mágico

Senderismo
Senderismo

Exigencia física

Baja / Media

Épocas recomendadas

Otoño

Rango de duración

4 días

Próximas fechas

Sin fecha de programación prevista.
Un árbol caido en Irati Miguel Ángel García
Río Irati
El Orhi desde el puerto de Larrau Mikel Lizarralde
Ochagavia
Ochagavia
Irati en otoño Rodrigo Gómez
Entorno de Orbaizeta
Barranco de Utxuria
Hayedos otoñales Coline Buch
Antigua fábrica de armas de Orbaizeta
Mar de nubes bajo el Orhi Ronnie Macdonald
Un espino albar con el Orhi al fondo
Ermita de Nª Sª de Muskilda josemi merino torrens
Caballos en los pastizales del Orhi

La Selva de Irati, el bosque mágico.

Selva de Irati es el nombre con que se conoce a un extenso hayedo-abetal situado en la cabecera del río Irati, en los valles de Aezkoa y Salazar. Con un 90% de masa forestal íntegra de hayas, este bosque constituye sin duda el mayor hayedo de Europa. Pese a su explotación forestal desde muy antiguo, las zonas mejor conservadas han sido protegidas por lo que ha mantenido intacto su encanto y todavía posee parcelas de bosque virgen que brindan impresionantes paisajes. 
El nombre de Irati proviene del río y significa “lugar donde abunda el helecho“ por ser una planta que se encuentra en grandes cantidades, sobre todo en los pastizales que rodean el macizo. En el interior de estos bosques, el otoño hace invisible los senderos cubriéndolos bajo un manto de mil colores que convierte este mágico entorno en escondrijo de muchos personajes míticos, como el Basajaun, señor y protector del bosque, ser de gran porte que se apoya en un grueso bastón de madera con el que proteger a los pastores y los rebaños. No debemos temer a estos seres, pues ellos nos guiarán a través de caminos hasta alcanzar lugares de extraordinaria belleza.  

Ochagavía.

Situada al norte del valle del Salazar, en la confluencia de los ríos Zatoya y Anduña, Ochagavía se nos presenta como uno de los pueblos más bonitos del Pirineo navarro y una de las mejores muestras de urbanismo pirenaico. Al recorrer sus estrechas calles empedradas, admiramos casonas, portadas medievales y tejados de pizarra, lo que convierte un auténtico privilegio la posibilidad de estar alojados en este lugar lleno de encanto. 

Las rutas.

Pocos serán los rincones que nos queden por recorrer, pues desde la Sierra de Abodi, el límite meridional de Irati, hasta el límite oriental en el Pico Ori, caminaremos siguiendo ríos inmersos en el bosque y cerros que, por encima de ellos, nos permitirán contemplar desde una posición privilegiada toda la gama cromática otoñal.  


Programa

Salida a las 16.00h desde  Nuevos Ministerios con destino Ochagavía, haremos una parada en el trayecto para la cena.


A las puertas del Pirineo Navarro y en pleno corazón del bosque de Irati se encuentra el embalse de Irabia, que recoge las aguas del río homónimo. Nuestras rutas recorren este entorno que nos brinda multitud de sensaciones: el rumor del agua entre hayas y abetos, el sonido de las hojas caídas del otoño y la suavidad del manto de hierba  y musgo que cubre esta joya de los Pirineos. 


El río Irati nace de la confluencia de los ríos Urtxuria y Urbeltza muy cercanos a las primeras estribaciones del Pirineo Occidental. La selva de Irati se extiende por estas laderas y barrancos ofreciéndonos un paisaje sin igual en esta época del año. 


Esta sierra, que separa los valles de Irati y Salazar, es uno de esos paraísos naturales navarros donde el otoño se encapricha en pintar las hojas de los arboles a su antojo. 
Tras la ruta emprenderemos el viaje de regreso.