Montes de Ordunte y las Encartaciones

Los valles occidentales de Euskadi y el salto del Nervión

Senderismo
Senderismo

Exigencia física

Baja / Media

Épocas recomendadas

Otoño y Primavera

Rango de duración

4 días

Próximas fechas

Sin fecha de programación prevista.
Alto de Zalama (Ordunte) Xabier Eskisabel
Puente medieval de Balmaseda Eugenio Muñoz
Hayedos en el Parque Natural de Armañón Ebaki
Hayedo de Balgerri Karrantza.org
Montes de Karrantza Ebaki
Montes de Ordunte EGIZU
Embalse de Ordunte EGIZU
El pueblo de Ranero (Valle de Carranza) y las Peñas de Ranero Fernando Jiménez
Karst de las Peñas de Ranero Ebaki
Pico Balgerri josinazio
Balgerri entre la niebla Llarfe
Salto de Aguasal (Ordunte) Luis Miguel García
Bilbao huees
Salto del Nervión Pintafontes
Salto del Nervión XeServices

LOS MONTES DE ORDUNTE Y LAS ENCARTACIONES

La comarca vizcaina de las Encartaciones, Enkarterri, está situada en la parte más occidental del País Vasco, limitando con Cantabria, Burgos y Álava. Posee un entorno natural de gran belleza en el que se suceden valles y cumbres siempre verdes, que guardan un gran secreto, más de doscientas grutas, como la Cueva de Pozolagua o la Sima del Carlista, una de las mayores de Europa. En nuestras rutas disfrutaremos de este laberinto kárstico y también de las míticas cimas desde donde se llamó durante siglos a Juntas Generales de Bizkaia, mediante toques de corneta y hogueras.

MONTES DE ORDUNTE

Limitando con Burgos, Cantabria y Vizcaya, los Montes de Ordunte o Sierra de Ordunte no destacan por sus grandes alturas pero si por la fantástica barrera climática que suponen, protegiendo a los Valles de Mena y de Carranza, a la vez que dotándoles de múltiples nacientes y arroyos que nutren a los magníficos bosques que aparecen a sus pies. Caminar por los siempre verdes Montes de Ordunte posibilita una de las panorámicas más bellas del norte de España, además de poder disfrutar de sus exuberantes hayedos, los pastizales de montaña, o sus turberas repletas de plantas singulares que le han merecido el reconocimiento de Europa y su inclusión en la red Natura 2000.

EL SALTO DEL NERVIÓN

El Nervión es uno de los ríos más famosos y conocidos del País Vasco. La fama se debe, principalmente, a su popular ría situada entre la ciudad de Bilbao y el mar Cantábrico. El venero del Nervión surge entre las hayas de los bosques de la sierra de Gibijo, cerca del puerto de Orduña y para salvar el tremendo escalón formado por sus muros calcáreos, en los meses de lluvias abundantes, el río Nervión forma un espectacular salto de agua de 270 metros de altura.

Balmaseda y Bilbao.

Balmaseda, la primera villa fundada en Vizcaya (1199), se encuentra en un estrecho desfiladero bañado por las aguas del río Cadagua. Un puente medieval salva sus aguas y resguarda el casco antiguo, que dibuja un recorrido repleto de iglesias, palacetes y casas señoriales. Alojados en la ciudad de Bilbao, podremos disfrutar tanto de su moderna arquitectura como de sus famosos pintxos en su casco antiguo.


Programa

Viaje a Bilbao y cena en el hotel (incluida).


Empezamos nuestro viaje por las Encartaciones caminando por el Valle de Carranza, en la parte más occidental de Euskadi, limítando ya con Cantabría. Este valle alberga alguna de las singularidades más excepcionales de Euskadi, como La Torca del Carlista, una de las simas más profundas de Europa, el laberinto kárstico de Ranero o el hayedo de Baljerri, el más extenso de Vizcaya.


Hoy caminaremos por los Montes de Ordunte que hacen de divisoria natural entre Vizcaya y Castilla-León, ofreciendo magníficas panorámicas sobre los Valle de Mena (Burgos), Soba (Cantábria) y Carranza (Vizcaya) y los diferentes bosques que aparecen a sus pies. Tras coronar dos de sus más significativas cumbres, los Montes Zalama y Balgerri, visitaremos la villa medieval de Balmaseda.


Nos despediremos de estas tierras vizcainas visitando uno de sus rincones más emblemáticos, el Salto del Nervión, que con sus 270 metros es el más grande de la Península Ibérica y que se encuentra inmerso en el bonito bosque de Monte Santiago, un frondoso y bien conservado hayedo que en estas fechas luce sus mejores galas.