Provenza

Aviñón - Luberon - Gargantas de Verdon - Las Calanques

Senderismo
Senderismo
Cultura
Cultura

Exigencia física

Baja / Media

Épocas recomendadas

Primavera

Rango de duración

8 días

Próximas fechas

Sin fecha de programación prevista.
Faro de Cassis Pom'
Gorges du Verdon Jorge Sanmartín Maïssa
Calanques de Cassis Thomas Fabian
Palacio de los Papas de Aviñón Artur Staszewski
El Ródano a su paso por Aviñón Eric Hossinger
L'Isle sur la Sorgue horizon-provence
Abadía de Sénanque Andrea Schaffer
Cañón de L'Aigebrun alh1
Acantilados de Buoux alh1
Ruinas del Fuerte de Buoux Serge RODRIGUES
Baume de l'eau en el Cañón de L'Aigebrun Martine Passion Photos
Garganta de Verdon Jean et Coco
El río Verdon desde el sendero Blanc Martel akunamatata
Un paso protegido del sendero Blanc Martel (Verdon) akunamatata
Sendero Blanc Martel (Verdon) akunamatata
Sendero Blanc Martel (Verdon) akunamatata
Vela de Facibelle
Hayedos en el sendero de la Vela de Facibelle iamme ubeyou
Vela de Facibelle
Digne-les-Bains Jean-Christophe BENOIST
Vista desde el mirador de Rancoumas (Verdon) Rim
El sendero Blanc Martel desde el Mirador de Rancoumas BozoChips
Trigance Jennifer Balaco
Cassis Pom'
Calanque d'en Veau (Cassis) Min Zhou
Calanques de Cassis Jessy Girollet
Macizo de Marseilleveyre (Calanques) akunamatata
Macizo de Marseilleveyres (Calanques) akunamatata
Aix-en-Provence Tiberio Frascari
Plaza del Ayuntamiento de Aix-en-Provence Andrew Lawson

Provenza, esencia mediterránea.

Viajar a la Provenza significa recorrer por caminos serpenteantes campos de lavanda y bosques de castaños; viñedos de color verde manzana y olivares plateados; mercados, capillas diseñadas por Matisse y aldeas sobre montes y peñascos. Pero no sólo hay tranquilidad y campiña en la Provenza. En su famosa Costa Azul, enclave mediterráneo ubicado entre Marsella y Montecarlo, se dan cita el glamour y uno de los paisajes costeros más bonitos del Mediterráneo. La seducción está asegurada.

Entre los Alpes y el Mediterráneo.

Si lo que caracteriza la Provenza es su tranquila y amable campiña, salpicada de pueblos con encanto, no es menos cierto que entre los Alpes Marítimos y la Costa Azul encontramos toda la graduación posible de paisajes entre la Alta Montaña y la costa.
Lagos alpinos, profundos cañones como el famosísimo de Verdon  y un mar azul conforman este viaje que se desarrolla entre la Alta Provenza, el Parque Nacional de Mercantour y el macizo de las Calanques, donde los Alpes se hunden a la orilla del mar.
Montañas, flores, agua, historia, sol y mar. Estos son los elementos que conforman los desconocidos valles y montañas de la Alta Provenza.

Parque Nacional de Mercantour y las Gargantas de Verdón.

Situado en el extremo sureste de Francia y junto a la frontera italiana de Piamonte, el Parque Nacional de Mercantour es el último promontorio de los Alpes en el sur, antes de su caída repentina en el Mar Mediterráneo. Sus escarpadas montañas guardan bellos lagos y circos glaciares a la vez que cuenta con el puerto más alto de Europa, el Col de Restefond la Bonette a 2.802 m.
Visita obligada son también las famosas Gargantas de Verdon, el Cañón más largo de Europa, que corta una franja de 25 km de la meseta caliza formando acantilados de hasta 700 metros y que cuenta con magníficos miradores sobre las aguas turquesas que corren por su interior entre sus estrechas paredes.

Final de viaje en la Costa Azul.

El vuelo a Marsella nos posibilita visitar las famosas Calanques, una región costera de blancos acantilados y aguas turquesas, paraíso de escaladores y lugar de calas idílicas, donde podremos refrescarnos tras realizar las excursiones


Programa

Una vez en Marsella nos trasladaremos (90 km, una hora) hasta la población de Aviñón, donde nos alojaremos en un hotel en el centro y dispondremos del resto de la tarde para visitar la ciudad.
Esta pequeña ciudad amurallada a orillas del Ródano se convirtió en centro del cristianismo occidental cuando en 1348 el Papa Clemente VI compró la villa y estableció allí su residencia. Otros nueve Papas - y antipapas - aviñonenses le sucedieron en lo que fue su época de mayor esplendor. 


Emprenderemos rumbo al Verdón atravesando el PN de Luberon, un compendio de las esencias de la Provenza. Primero nos detendremos en L'Isle sur la Sorgue, una modesta Venecia de la campiña, con innumerables molinos que giran en los arroyos que recorren la población. Seguiremos con la visita del pueblo medieval de Gordes y la abadía cisterciense de Sénanque, rodeada de campos de lavanda. Una preciosa ruta en el corazón del macizo de Luberon será el punto fuerte del día, tras la cual seguiremos camino ya sin más paradas a Castellane, nuestro alojamiento en el Verdon.


Esta ruta es sin duda alguna una de las más bellas de Francia. En 1928 el Touring Club de France comienza a preparar un camino para los excursionistas entre Point Sublime y el Chalet de la Maline y después de dos años de trabajos y la realización de importantes obras, como las escaleras de la brecha Imbert, el sendero es inaugurado en 1930. Al recorrer el interior de este espectacular cañón, que cuenta con escaleras, túneles y algunos cables para ayudarnos en algunos pasos, comprenderemos por qué es merecedora de esta distinción.


Al norte del Verdon, en torno a Digne les Bains, encontramos la mayor reserva geológica de Europa, un espacio natural de claro color mediterráneo donde se pueden ver multitud de aspectos geológicos con facilidad como las losas de amonitas gigantes o el esqueleto fosilizado de un reptil marino. De entre la multitud  de rutas posibles, hemos elegido la vela de Faccibelle por la mezcla de preciosos bosques y formaciones areniscas.
Tras la ruta nos detendremos a visitar Digne-les-Bains, la capital de la Alta Provenza.


El contrapunto perfecto al recorrido de la garganta es asomarse a ella desde alguno de los vertigionoso acantilados que la delimitan. Esto es lo que haremos con una preciosa ruta que comienzaen la población de Trigance y alcanza el mirador de Rancoumas.


Dejamos el Verdon y emprendemos la última parte del viaje, de completo sabor mediterráneo, con dos rutas costeras en el Parque Nacional de las Calanques. Una vez llegados al precioso pueblo de Cassis (2 h 30) realizaremos la ruta partiendo del propio pueblo hasta la famosa calanque d'en Veau, una de las más bellas del Mediterráneo.


Al otro extremo de Cassis, casi lindando con Marsella, el abrupto Macizo de Marseilleveyre nos descubre un surrealista entorno de agujas, cuevas y paredes entre los que se cuelan innumerables senderos.


La ciudad de Ax-en-Provence, fundada por los romanos al igual que Nîmes y Arles, tiene un recoleto y agradable centro histórico en torno a la catedral de Saint Saveur, donde pasaremos las últimas horas antes de tomar el vuelo de regreso.