Selvaggio Blu (Cerdeña)

Un trekking de aventura con pasos de escalada, vías ferrata y rápeles

Ferratas
Ferratas
Montañismo
Montañismo
Senderismo
Senderismo

Exigencia física

Media / Alta

Épocas recomendadas

Todas salvo Julio y Agosto

Rango de duración

8 días

Próximas fechas

Sin fecha de programación prevista.
Ferrata Goloritzè Climbing Sardinia
Pedra Longa
Pedra Longa desde la Punta Giradilli (etapa 1) CAI Prato
Porto Pedrosu (etapa 1)
Porto Cuau, final de la primera etapa
Los refugios de pastores son las únicas huellas humanas que encontraremos
Paso con cadenas de ayuda
Cala Goloritzé
La lancha que nos lleva cada día del hotel al trekking
Cala Goloritzè desde el mar Christophe Delaere
Navegación por el Golfo de Orosei
Ferrata Goloritzè (etapa 3)
Vista hacia el norte desde la Punta Mudaloro (etapa 3) MA Nieto
Rápel en la etapa 3 MA Nieto
En una "cengia" cerca de la Cala Mudaloro MA Nieto
Cala Mudaloro MA Nieto
Cala Mudaloro MA Nieto
Primer rápel de la etapa 4 MA Nieto
Primer rápel de la etapa 4 MA Nieto
Un paso que se solventa con la ayuda de un árbol (etapa 4) MA Nieto
Cala Biriola, final de la etapa 4 MA Nieto
Cala Biriola y el bosque de Biriola
Cala Biriola MA Nieto
Estrecho de “Sa Nurca” en la etapa 5 MA Nieto
Rápel para descender al Bosque de Biriola, en la etapa 5 MA Nieto
En la etapa 5 MA Nieto
Rápel de la etapa 5 MA Nieto
Preparando cuerdas para uno de los rápeles largos (40 m) de la última etapa MA Nieto
Cala Sisine, final del trekking, desde la Punta Plumare
La bandera sarda ondea en Cala Sisine
Punta Plumare (la ferrata está en la pared de la izquierda)
En la vía ferrata Plumare Sardegna Turismo
Ferrata Plumare Climbing Sardinia
Rápel volado en la Punta Plumare
Cagliari
Bastión San Remy (Cagliari)

Selvaggio Blu, un itinerario de aventura

Este espectacular itinerario que es la Selvaggio fue idea de Peppino Cicalò y Mario Verin, que en 1987 recorrieron por primera vez esta ruta costera a lo largo del Golfo de Orosei. Las dificultades de orientación que encontraron, los numerosos pasos de escalada y rápeles que debieron superar, la escasez de agua potable, la imposibilidad de abastecerse de comida… todo ello les hizo pensar que no iba a ser un trekking muy repetido.
Para su sorpresa, el boca a boca hizo su trabajo y con los años más y más montañeros se lanzaron a repetir su experiencia, calificándose como el trekking más aventurero de Italia, lo que extendió aún más su fama.

Las ferratas de Goloritzè y Plumare

Las vertiginosas paredes del Golfo de Orosei, que caen a plomo desde una altura de 500 m en algunos puntos, son un terreno ideal para las vías ferrata. Sin embargo, las ferratas no llegaron a Orosei hasta hace muy poco, y afortunadamente lo han hecho de la mejor manera posible, sirviendo de complemento a la Selvaggio Blu. Así, la ferrata de Goloritzé permite hacer una preciosa variante de la tercera etapa, literalmente colgados sobre el mar. Y en cuanto a la ferrata de Plumare, aprovecha una de las partes más intensas y complicadas de la Selvaggio como vía de retorno.

Baño en calas paradisíacas y navegación por el mar

En la salvaje costa del Golfo de Orosei no hay pueblos ni alojamientos y pernoctar en las playas está prohibido. Por este motivo, una lancha motora nos recogerá para llevarnos al hotel al final de cada etapa, y al día siguiente nos devolverá al punto donde finalizamos el anterior. Acceder por mar a la Selvaggio es todo un privilegio que permite tener una panorámica impresionante de lo que vamos haciendo cada día. Un lujo solo comparable al de bañarse en algunas de las mejores calas del Golfo.

¿Para quién es la Selvaggio Blu?

Para hacer la Selvaggio no es necesario saber escalar pero sí moverse con soltura y sin vértigo en terreno expuesto, saber rapelar, tener experiencia en vías ferrata y sobretodo, tener la mente abierta para disfrutar de una experiencia difícil de clasificar, diferente a cualquier otra que hayas conocido hasta ahora.


Programa

Traslado al centro de Cagliari, donde almorzaremos, tras lo cual viajaremos a la localidad de Santa María Navarrese (140 km), situada en el extremo sur del Golfo de Orosei y que será nuestro centro de operaciones durante todo el viaje.


Muy temprano nos trasladaremos a Pedra Longa (10 km) para iniciar la travesía con una primera etapa que por su desnivel y longitud es físicamente la más exigente, aunque sin dificultades técnicas.
Regreso en lancha motora a Santa Maria Navarrese.


Etapa bastante más corta que la anterior en la que sin embargo, es difícil bajar sustancialmente el tiempo de recorrido, debido a que el terreno es bastante más intrincado. Si bien no necesitaremos hacer uso de cuerdas todavía, nuestro camino se vuelve confuso en numerosas ocasiones por lo que hay que estar muy atentos.
Regreso en lancha motora a Santa Maria Navarrese.


La reciente equipación de un tramo de ferrata por un espolón rocoso hasta entonces infranqueable nos permitirá mantenernos pegados a la costa, para después ascender y recuperar el itinerario oficial.
Regreso en lancha motora a Santa Maria Navarrese.


Podríamos decir que esta etapa contiene en sus escasos 4 km todas las esencias de la Selvaggio. Camino salvaje y confuso, de orientación difícil, con subidas y bajadas constantes, pasos en vertical y travesías horizontales de tercer grado en los que no hay que hacer uso de cuerda pero en los que hay que estar muy atentos, troncos de enebro dispuestos como apoyos para los pies, grutas en las nos meteremos en busca de agua fresca… y la espectacular bajada final a Cala Biriola, una de las playas más hermosas de la travesía. ¡Selvaggio Blu al 100 %!
Regreso en lancha motora a Santa Maria Navarrese.


La etapa final es la reina en cuanto a dificultades, sobre todo por los rápeles, y empieza atravesando una peculiar grieta entre paredes llamada “Sa Nurca". Cercanos ya a Cala Sisine veremos por encima de nuestras cabezas la nueva y deslumbrante ferrata de Plumare. La tentación de hacerla hoy podría ser grande, pero nos conformaremos con su vía de retorno, que coincide con el último tramo de la Selvaggio, que depara las emociones más intensas de la travesía, con dos rápeles de 40 m.
Un fin de fiesta que si tenemos suerte y está abierto el chiringuito de Cala Sisine, podremos acompañar con una cerveza.
Regreso en lancha motora a Santa Maria Navarrese.


Regresamos a Cala Sisine, pero esta vez lo haremos por tierra, lo que nos dará oportunidad de conocer el intrincado relieve del altiplano del Golgo, la parte interior del Golfo de Orosei. Por una sinuosa pista de tierra llegaremos al aparcamiento que nos deja a apenas 20 minutos de Cala Sisine, donde retomaremos lo que dejamos pendiente ayer, la via ferrata Us Piggius di Plumare. 
Tras la ferrata, un baño y una segunda cerveza en el chiringuito de Cala Sisine, regresaremos a la furgoneta y viajaremos directamente a Cagliari para pasar allí la última noche y visitar la ciudad.


Contiunamos la visita de Cagliari hasta la hora de trasladarnos al aeropuerto para tomar el vuelo de regreso.