Vías Verdes guipuzcoanas

Vías verdes del Bidasoa, Arditurri, Plazaola, Deba y Urola

Bicicleta de Montaña
Bicicleta de Montaña

Exigencia física

Baja

Épocas recomendadas

Verano

Rango de duración

5 días

Próximas fechas

Sin fecha de programación prevista.
Propón una fecha
O solicita un viaje a medida en este formulario
Vía verde de Plazaola
Casco antiguo de Segura
Caserío de Idiazabal
Reconstrucción del viejo ferrocarril del Urola
El Bidasoa y su vía verde
Vía verde de Arditurri con las peñas Aihako Harria
El santuario de Arantzazu encaramado en la montaña
Casas típicas en Hondarribia
Santuario de San Ignacio de Loyola
Puente de Unanibia
Casco histórico de Pasai Donibane
Puente y túneles en la vía verde del Urola
Túnel de la vía verde del Plazaola Celes Pellegrini

Por los valles verdes vasco-navarros

En los límites entre las provincias de Navarra, Álava y Guipúzcoa, y muy próximos a las Sierras de Aralar y Urbasa, el río Leitzarán dibuja un sinuoso trazado entre la abrupta orografía de estas montañas que el pasado siglo comenzaron a ser explotadas por minas de hierro. El valle principal, único en Guipúzcoa por estar despoblado, comenzó a ser horadado por minas, molinos, ferrerías. Un tren lo cruzó de norte a sur, el “Trentxiki de Plazaola”, que atravesaba un sinfín de túneles y puentes y que hoy en día recorren senderistas y ciclistas siguiendo su rastro impecable que lo convierte en una de las Vías Verdes más bellas y mejor conservadas de la península.

El Urola, valle de contrastes

El valle por donde discurre este río, uno de los seis principales cursos fluviales de la provincia, es un ejemplo perfecto para mostrar el contraste entre la Guipúzcoa rural, pastoril, y la Guipúzcoa minera, donde el mineral del hierro se extraía de las montañas y se convertía en metal . Palacetes renacentistas o santuarios barrocos conviven con naves industriales integrados perfectamente en el entorno montañoso de este abrupto valle de naturaleza indomable, que conoceremos a golpe de pedal.

Tolosa, la noble villa guipuzcoana

Nos alojaremos en esta histórica y señorial villa de gran importancia desde muy antiguo, bañada por el río Oria, con numerosos edificios barrocos como iglesias, conventos y palacios, además de una intensa actividad cultural entre la que destacan los Certámenes Mundiales de Corales o su Centro Internacional del Títere, sin olvidar su afamada repostería o sus deliciosas legumbres de reconocida calidad.


Programa

Tras el viaje por carretera nos espera esta ruta ciclista por la plataforma del río Urola, que nos invitará a recorrer los pueblos y el paisaje montañoso de las comarcas guipuzcoanas que ocupan el tramo medio y alto de este río. Tras la excursión nos desplazaremos al hotel.


El Bidasoa es un pequeño río vasco-navarro que evoca el paso fronterizo de Irun hacia Francia; su carácter de frontera, junto con su parejo ferrocarril, constituyen sus peculiares señas de identidad, y la vía verde del Bidasoa recupera buen parte del trazado del minero  "Tren Txikito" (Irun-Elizondo), ofreciendo un recorrido inolvidable  por pueblos de gran belleza entre Guipuzcoa y Navarra.


Este espectacular itinerario en el que se conjuga las historia del aprovechamiento del hierro, madera y agua con una naturaleza bien conservada , constituye una de las vías verdes más bellas de nuestro país,  que no deja indiferente a ciclista alguno que se adentra en este intrincado valle por donde discurre esta plataforma.


Fieles al curso del río Deba, seguiremos esta vía verde que combina a la perfección naturaleza y urbanidad: caseríos tradicionales, cascos urbanos, barrios históricos y el sotobosque del Deba se combinan con zonas industriales que han ganado terreno a la naturaleza junto a esta plataforma que discurre en el interior y en el mismo corazón de la provincia, muy próxima al emblemático santuario de Arantzazu y a las cumbres más altas de la provincia.


Para despedir este viaje por las vías verdes de Guipúzcoa nos espera esta corta y bella ruta ciclista por la plataforma de este ferrocarril minero, cuya belleza radica en la panorámicas de los valles que tiene a los pies y la masa forestal que la envuelve. Tras la excursión emprenderemos el viaje de regreso.