Fuentes Carrionas

El corazón de la Montaña Palentina

Senderismo
Senderismo
Montañismo
Montañismo

Exigencia física

Media / Alta

Épocas recomendadas

Todas menos invierno

Rango de duración

3 - 4 días

Próximas fechas

Sin fecha de programación prevista.
Silueta del Espigüete al atardecer alfonsobenayas
Peña Labra desde Piedraslenguas Goldorak
Peña Labra Goldorak
Vista desde el Mirador de Piedrasluengas Carlos Urteaga Pintado
Valle de Pineda Anais Goepner
El Espigüete desde el embalse de Camporredondo Goldorak
El Espigüete Miguel Ángel García
Cima del Espigüete
Embalse de Cervera de Pisuerga
Las Tuerces y la Montaña Palentina al fondo Josepepewicho
Las Tuerces Wikimedia commons

Fuentes Carrionas, la Montaña Palentina.

En el extremo norte de la provincia de Palencia, tras las extensas llanuras cerealistas, se levanta una espectacular y casi desconocida cordillera, las montañas de Fuentes Carrionas. Sus picos y crestas que llegan a sobrepasar los 2.500 metros de altitud, conforman un singular relieve a base de fantásticas agujas, altivos cantiles y valles profundos.

El Espigüete,  Peña Labra y el Curavacas, esencia montañera.

La mole piramidal del macizo del Espigüete (2.450 m) sobresale sobre el rosario de montañas que se levanta en el Alto Carrión. Su figura esbelta es fácilmente reconocible, y su imagen reflejada en las aguas del embalse de Cardaño es sin duda una de las estampas más bellas de la Cordillera Cantábrica. En la zona más oriental de la Montaña Palentina, haciendo frontera con Cantabria, Peña Labra con sus 2029 m. es sin lugar a dudas un privilegiado mirador natural sobre los Picos de Europa y la comarca de la Liébana. En esta montaña se da uno de los casos más singulares de la hidrografía peninsular ya que en sus laderas nacen tres ríos que después desembocarán en los diferentes mares de la península Ibérica. Y el Curavacas (2.524 m) máxima altura de la montaña palentina cuyo curioso nombre procede del vocablo íbero Gur-ibaika, que significa Pico de la Vega. Curioso nombre para una no menos curiosa montaña de un indefinible color negro y verde.

Los ríos Carrión y el Pisuerga.

Pocos elementos definen y condicionan tanto la fisonomía y la personalidad de la montaña palentina como el agua, sin lugar a dudas la riqueza de este territorio, cuna de dos de los ríos más genuinamente castellanos, el Carrión y el Pisuerga, que fue reconocida al ser declarado como Parque Natural de Fuentes Carrionas y Fuente Cobre. 


Programa

Tras el viaje en autobús, realizaremos dos rutas de media jornada por los alrededores del Puerto de Piedrasluengas, paso natural entre la Liébana y Fuentes Carrionas, ascendiendo a uno de los grandes clásicos de la cordillera cantábrica, Peña Labra, por dos itinerarios diferentes. 


En el oeste de Fuentes Carrionas se levantan las impresionantes moles calizas del Espigüete y el Curavacas, sin lugar a dudas las más bellas y alpinas de las cumbres de Fuentes Carrionas. El Espigüete (2.450 m), vertebrado en su vertiente norte por espolones rocosos, corredores y espectaculares paredes verticales que si bien aparenta ser inexpugnable, nos ofrece su cara Sur, la más accesible para que el grupo de nivel B pueda realizar esta magnífica ascensión. Por otro lado el grupo de nivel C completará la ascensión a la máxima altura de la Montaña Palentina, el Curavacas (2.520 m) 


Tras dos días exigentes de montañismo nos despediremos de las tierras palentinas realizando una ruta por el entorno del río Pisuerga, el cual antes de abandonar la zona de montaña e iniciar su travesía por Tierra de Campos, forma entre roquedos calizos y paredes de 200 metros de altura el Cañón de la Horadada, un paisaje kárstico de gran belleza.