Sáhara y Atlas

Las dunas de Chegaga y el Valle de Azzaden

Trekking
Trekking
Cultura
Cultura

Exigencia física

Baja

Épocas recomendadas

Invierno - Primavera

Rango de duración

9 días

Próximas fechas

04/12/2021 Me interesa
Propón una fecha
O solicita un viaje a medida en este formulario
Tuareg con su dromedario
Llegando a M'hamid la carretera desaparece bajo la arena
Palmeral de M'hamid
Desierto de Chegaga
Desierto de Chegaga
Campamento en el desierto
Remontando una de las grandes dunas de Chegaga
Subiendo dunas Balmekki
En las dunas de Chegaga Balmekki
Las dunas se extienden en el horizonte
Pequeños arbustos sobreviven entre las dunas
Vehículos todo terreno al final del trekking del Sáhara Balmekki
Kasar de Ait Ben Haddou
Valle de Azzaden
Valle de Azzaden
Un té en una aldea del valle de Azzaden MA Nieto
Valle de Azzaden
Refugio de Tamsoult
Llegando a Mzic Miguel A. Nieto
El Toubkal aparece a la izquierda visto desde Imlil
Marrakech, con el Atlas nevado al fondo
Marrakech Juan Antonio Segal
La Plaza Jemaa el Fna por la noche (Marrakech) Richard Schatzberger

Trekking en el Atlas y en el Sahara Marroquí

Este viaje se compone de dos pequeñas travesías, apoyados por dromedarios y mulas, en dos terrenos completamente diferentes: las dunas del desierto del Sahara y las montañas del Atlas.

Con dromedarios por el Erg Echgaga.

El desierto del Sahara, intransitable en verano por sus altas temperaturas, tiene entre noviembre y marzo su época ideal de visita, cuando el viento es casi nulo, las temperaturas diurnas agradables y las noches frías, serenas y con cielos estrellados espectaculares.
Este trekking de tres días, sin apenas desniveles y en el que iremos acompañados de dromedarios para el equipaje, transita al principio por llanuras y lechos secos de ríos (oueds) bordeados de tarays, hasta llegar a un inmenso campo de altas dunas, el Erg Chegaga, esto es, la imagen arquetípica del Sahara, el desierto tal y como siempre los hemos imaginado.

El Valle de Azzaden, en el corazón del Atlas.

Para llegar al desierto hay que atravesar las montañas del Atlas, la mayor cordillera del norte de África, con picos que superan los 4.000 m.
Tras nuestra experiencia en el desierto, camino de Marrakech, nos detendremos en el macizo del Toubkal para realizar otra pequeña travesía de tres días, esta vez apoyados por mulas.
Se trata del precioso valle de Azzaden, un recóndito lugar, apartado de la ruta habitual para ascender al Toubkal, salpicado de aldeas construidas en adobe rodeadas de preciosos cultivos aterrazados. Una inmersión en el modo de vida tradicional de los bereberes del Atlas, que apenas ha cambiado durante siglo


Programa

Viaje de Marrakech hacia el desierto en el que debemos cruzar el Atlas por el Puerto de Tizi'n Tichka (200 km, 5 h). Una vez en Ouarzazate visitaremos la Kasbah de Taourirte.
Noche en hotel en Ouarzazate.


Viaje por carretera de (260 km, 4 horas) pasando por la ciudad de Zagora, la llamada Puerta del Desierto. Después de recorrer el fértil valle del Drâa, llegamos al palmeral de M’Hamid, donde la carretera termina y el río desaparece bajo las arenas. Tras cargar los equipajes en los dromedarios iniciaremos el trekking por el desierto.
Noche en campamento en el desierto.


El último día del año alcanzaremos la Gran Duna, en cuyas inmediaciones pernoctaremos, y a la cual obviamente ascenderemos, ya sea al atardecer o al amanecer al día siguiente, que son los mejores momentos para hacerlo. 
Noche en campamento en el desierto.


Esta jornada será de las más espectaculares del viaje y su escasa longitud se agradece, pues las dunas a atravesar son las más altas del trekking. Una vez terminada vehículos todo terreno nos llevarán hasta la carretera que lleva a Zoum Zguid, y desde aquí nos trasladaremos al famoso kasar de Ait Ben Haddou (180 km, 2 h 45).
Noche en hotel en Ait Ben Haddou.


La mejor hora para visitar el kasar es sin duda bien temprano por la mañana, con las primeras luces del alba y las calles de este precioso enclave que ha servido de escenario a innumerables películas y series despejadas de turistas.
Tras la visita y el desayuno nos trasladaremos a Imlil (230 km, 4 h 30), pueblo de entrada a las grandes montañas del Atlas de Marrakech y a la montaña más alta del norte de África, el Toubkal.
Para llegar a nuestro alojamiento en Armed, daremos un pequeño para estirar las piernas.
Noche en albergue en Armed.


En el día de hoy iniciaremos una corta travesía por el Atlas en la que nos introduciremos en el Valle de Azzaden por un puerto de montaña de casi 3.000 m. Toda una experiencia para descubrir los paisajes y las formas de vida de los pobladores del atlas, que han cambiado poco durante siglos.
Noche en el albergue de Azib Tamsoult.


Jornada muy relajada en la que recorreremos la zona central del Valle de Azzaden, en suave desdenso, pasanso por varios pueblos que conservan totalmente las formas de vida ancestrales.
Noche en albergue en Azerfsane.


Corta ruta matinal en la que alcanzaremos el final del valle, tras lo cual nos trasladaremos por carretera a la cercana ciudad de Marrakech (70 km, 1 h 30) por lo que tendremos toda la tarde para conocer la Perla del Sur.
Y aún así nos sabrá a poco. En su grandioso zoco, donde todo se compra y se vende podemos perdernos horas y perder la noción del tiempo.  Y para descansar y relajarse, nada mejor que tomarse un té en cualquiera de los cafés de la preciosa plaza de Jenna f’na.


Continuación de la visita de Marrakech hasta la hora de traslado al aeropuerto según el vuelo escogido.